Acerca de Nosotros:

La Asociación Argentina de Terapeutas del Sistema Bach - Asociación Argentina de Flores de Bach - es una entidad que agrupa personas fieles a la filosofía del Dr. Edward Bach, interesadas en adherir, Conmemorar evocando sus enseñanzas, conservar, transmitir en Argentina y perpetuar en la actualidad las enseñanzas y Tradición de la práctica de su sistema filosófico con implicancias terapéuticas, de evolución personal; y con el fin de jerarquizar, mejorar la actividad, el uso y aplicación del sistema desarrollado por el Dr. Edward Bach para brindar sus beneficios en forma individual y a la comunidad tomando medidas inteligentes que hagan a la custodia y preservación un Sistema Tradicional que ha sido legado a la humanidad.

Nuestros Orígenes:

Imágen de Honey suckle

A raíz de conversaciones previas acerca de la posibilidad de constituir una asociación que reuniera en primer grado a los Terapeutas del Sistema Bach, tuvo lugar en Argentina (Ramos Mejía) y en Valdivia Chile las primeras conversaciones informales a principios del 2000, para intercambiar ideas respecto de los factores principales que deberían incluir los futuros estatutos que nos orienten como entidad. En esta primera etapa, fue decisivo el vibrante impulso impreso por Soley Naglieri (Chile) quién junto al Farmacéutico Homeópata Néstor Brizuela (Argentina) como representante del Instituto Argentino de Flores de Bach y del G.I.D.E.H. Central del Instituto Hahnemanniano Internacional, aportó el entusiasmo y colaboración desinteresada como Columna para coordinar que la Asociación sea integrada en organización multiforme con voluntad de servir, venerando la Obra del Dr. Edward Bach con su filosofía espiritualista y así cultivar la Bondad, la Tolerancia, la Caridad, y el Perdón para producir una transmutación de nosotros mismos (Reintegración) partiendo de la premisa que para brindar un buen servicio es más efectivo mejorar la personalidad del terapeuta/facilitador que mejorar la técnica.

Imágen del Roble

Dichas conversaciones derivaron en reunir para este objetivo específico, a un grupo de Terapeutas y Facilitadores del Sistema Bach, para que se constituyan en grupo promotor de la Entidad a fundar, con el encargo de preparar la redacción de un proyecto de estatuto constitutivo, tarea para la cual se debían tener en cuenta la realidad actual con formas adaptadas a nuestra época y cultura, pero por sobre todas las cosas que la entidad tenga su "Padre Espiritual" en la obra y enseñanza del Dr. Edward Bach (derivada de principios Hahnemannianos) dejando bien claro que la entidad será orientada por el Dr. Edward Bach como "maestro" dentro del rol terapéutico y el de su filosofía, respetando las creencias religiosas que cada uno de los integrantes posean. Una alternativa necesaria y diferente basada en valorizar su obra pura al no atribuirle al Dr. Bach filiaciones inexistentes a otras corrientes filosóficas. Aceptando y venerando los lineamientos de Conocimientos Tradicionales transmitidos en su Filosofía Terapéutica velando para que ésta filosofía no sea modificada ni re interpretada desde la mirada de enfoques psicoanalíticos, interpretativos u otros enfoques o por aquellas propuestas controladoras - obstaculizadoras que tienden a deformarla ni por intereses que no respondan a la base filosófica pura que sustenta el sistema que nos ha sido legado para que la tradición de su arte pase a las generaciones futuras en toda su pureza.

Nos unía la convicción de que nuestro objetivo no sería intentar fomentar o solicitar el "reconocimiento" (regulación) de la actividad a cambio de perder la esencia de la filosofía de Bach. Ya habíamos trabajado en el desarrollo en Argentina del modelo enseñanza-aprendizaje del Facilitador para así poder garantizar el derecho a que los facilitadores/terapeutas en flores de Bach puedan ejercer la aplicación del sistema sin invadir incumbencias pertenecientes al psicoanálisis o del campo de la Salud, quedando así en Argentina un encuadre enseñanza-aprendizaje que resuelve el tema de la falta de reglamentación específica sobre la actividad ya que las autoridades no lo consideran de su incumbencia ni necesario.

Imágen de Vid

Como antecedentes de interés, se contaban con los estatutos de entidades similares de algunos paises, pero fué necesario diferenciar objetivos, encuadres filosóficos de otras corrientes con marcos filosóficos interpretativos propios (Jung - Steiner) y sistema de creencias e intenciones, y la forma material de organización de la entidad. No buscábamos el control sobre la enseñanza o la actividad de sus asociados ni estipular reglas diferentes a las propuestas por el único maestro reconocido en el tema: el Dr. Edward Bach; y comenzamos a remarcar e invocar los principios que forman nuestra actividad, de los que se desprende también que el método original de Flores de Bach, es un método "completo" con un marco filosófico interpretativo propio y simple (Bach no dijo que su sistema era "cerrado" sinó que había completado y terminado su obra) y no contempla la necesidad desmedida que observamos de complementarlo con cientos de nuevos sistemas de esencias ni fórmulas para "situaciones específicas" porque como afirmaba Edward Bach:

no es la situación específica o mal lo que importa, es la forma individual en que cada uno se siente afectado, . . . esa es la verdadera guía poque un mismo padecimiento o situación específica, causa diferentes reacciones en distintas personas. Lo verdaderamente importante es cómo vive cada uno esa situación específica.

A medida que ibamos exponiendo nuestra propuesta organizativa con total transparencia para llevar a la práctica las enseñanzas, principios y la Filosofía transmitida por Bach en lo referente a su simpleza, a su sistema completo y al tema específico del egoismo y control de las personas, ibamos notando que paradójicamente quedábamos aislados como entidad de algunos otros grupos formados previamente ya que al estar de acuerdo, remarcar y poner en práctica las enseñanzas de Bach, se hacían evidentes algunas diferencias con ciertos marcos filosóficos interpretativos que comprendimos se oponían en algunos puntos muy específicos a lo enseñado por Bach. Es así que a pesar de tener grandes puntos de coincidencia con otras entidades hermanas, decidimos optar por seguir fieles a la propuesta fundacional inicial del marco filosófico interpretativo de Bach aceptando y transmitiendo la totalidad de los principios y su filosofía, ya que entendemos que de otra manera se estaría cortando el lazo que se genera con el Maestro cuando una escuela o discípulo contradice sus enseñanzas. Aunque esto implicara quedar diferenciados en el plano filosófico conceptual e interpretativo con algunos grupos de grandes conferencistas que actualmente influyen y orientan en el ámbito de las terapias florales.

Sin la intención de luchar u oponerse contra ello, pero con la firme voluntad de fomentar el discernimiento para que cada uno posea más elementos para meditar al respecto sobre este tema de utilizar una denominación generalista o de mantener vivo el conocimiento Tradicional Bachiano para que la tradición de su arte pase a las generaciones futuras en toda su pureza y para no ser presa de algunas versiones distorcionadas, es que se toma la desición de no promover ni impulsar desde nuestra Asociación la denominación de "Terapeutas Florales", considerando y distinguiendo este enfoque generalista como un concepto diferente que representaría otra cosa, que engloba a todos los otros sistemas posteriores a Bach, algunos de ellos realmente notables, pero la mayoría de ellos no tradicionales (y carentes de Maestro reconocido como lo son Bach y Hahnemann). Otro factor tenido en cuenta fué el tema de las denominación generalistas como la de Terapeutas Florales y esencias florales (cuyo orígen está en la Historia de Gurudas). Usar una denominación generalista podría llegar a incluir a sistemas que todavía no han sido creados o basados algunos en versiones bastante distorcionadas del método de las Flores de Bach con la consiguiente confusión para el usuario que solicita acudir al sistema de Flores de Bach. Se acordó entonces utilizar la denominación de Terapeutas del Sistema de Flores de Bach que fué considerada distintiva y específica de nuestra actividad independiente siendo reconocida así por la demanda de la comunidad al solicitar un tratamiento armonizador de sus energías con este método. Se propone el reemplazo del interés individual por un deseo de ayudar basado en actos, haciéndonos reconocer por actos constructivos y altruistas en la sociedad.

"Tan pronto como un maestro ha dado su obra al mundo, al mismo tiempo surge una versión distorsionada de ésta". (Edward Bach)

"La distorsión debe surgir para que la gente pueda escoger entre el oro y la escoria". (Edward Bach)

Es así como unos años después, el 14 de Enero de 2009 se conviene el principio de organización estatutaria de una entidad que si bien fué denominada en su impulso inicial como "Asociación Chileno Argentina de Terapeutas del Sistema Bach", con motivo de estructurar definitivamente las iniciativas de sus impulsores, "trascendió la idea" y derivó en la actual Asociación Argentina de Terapeutas del Sistema Bach - Asociación Argentina de Flores de Bach -. ya que una concepción diferente sobre filosofías de base a tener en cuenta, sumado a sucesos, unos de naturaleza concreta y visible, otros de trascendencia mística hicieron que este sueño tenga sus comienzos como creación modesta, surgiendo desde Argentina apoyándonos en tres factores seguros: Voluntad de Servir, Colaboración desinteresada y Guía de Maestros; (tres factores que corresponden a Forma, Fuerza y Sabiduría, . . . las tres Columnas de Todo Templo).